Airada defensa de la universidad pública en la jura

El decano Glenn Postolski encabezó hoy el acto de la colación de grado ante un auditorio colmado por familiares de los estudiantes que se licenciaron en alguna de las 5 carreras de la Facultad.

Acompañado por el profesor Fortunato Mallimaci, los directores de Ciencia Política, Ciencias de la Comunicación, Sociología, Trabajo Social y Relaciones del Trabajo, Elsa Llandrerozas, Diego de Charras, Hugo Lewin, Nicolás Rivas y Hernán Sandro, respectivamente, y la secretaria académica, Mary Bertolotto, y su segundo, Emanuel Porcelli, Postolski apeló a la responsabilidad de los flamantes graduados para “construir un país más justo para todos los argentinos”.

Antes del inicio de la ceremonia, los legisladores Cristina García (Pro) y Marcelo Guouman (SUMA + ECO), presidenta y vicepresidente de la Comisión de Comunicación del parlamento local, hicieron entrega a de Charras de un diploma por la ley que instituyó el día 10 de diciembre como el “Día del Comunicador Social”.

Luego, tomó la palabra Mallimaci, quien recordó que mientras ejerció la conducción de la Facultad como decano, entre 1998 y 2002, le tocó presidir las primeras juras en el aula 100 de una maternidad sita en Barrio Norte, donde por entonces funcionaba la Facultad. “Este salón de actos impresionante”, dijo en referencia al auditorio, y subrayó el “esfuerzo de la sociedad y la Facultad” por semejante logro.

Por otra parte, sostuvo que “entregar un diploma es construir memoria sobre el pasado del cual venimos y utopía hacia donde vamos”. “Y de donde venimos es de la educación pública, gratuita, laica”, indicó para arrancar los primeros aplausos de los presentes.

Bajo la misma perspectiva, enumeró la serie de atributos y cualidades con que la universidad pública dota al ciudadano, remarcando la excelencia de la casa, y concluyó: “no es poca cosa lo que hace la universidad pública en nuestro país”.

Al respecto, Mallimaci advirtió que “quien recibe tiene responsabilidad”, sobre todo, adujo, en tiempos en los que la gratuidad y la excelencia están siendo amenazadas. “Defendamos una vez más la enseñanza pública porque después es mucho lo que nos cuesta reconstruirla”, argumentó.

Finalmente, se remitió al fallo de la Corte Suprema de Justicia que benefició con la ecuación del 2×1 para el represor Luis Muiña, condenado por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura. “Trabajemos por una sociedad sin impunidad”, conminó a los colegas.

A continuación, Postolski refrendó las palabras de Mallimaci. “Son las palabras que debían ser dichas hoy”, celebró.

Asimismo, el actual decano dijo que la Facultad “es un lugar que combina dos cuestiones esenciales: el compromiso social y el amor”. “Allá por donde estén, sea que ejerzan como profesionales en el sector privado, lo hagan en las organizaciones sociales o intervengan desde el territorio, van a llevar la Facultad de Sociales”, graficó, y añadió: “van a llevar esto que no sólo se aprende en las aulas, sino en los debates en los pasillos, los bares, las mesas”.

Postolski consideró también “una obligación” para “los hijos de la educación pública” con respecto a la devolución a la sociedad de lo que el estudiante adquirió en la universidad pública. “No es gratuita porque la sostiene el pueblo argentino”, precisó.

Entre aplausos y algarabía, los graduados pronunciaron luego la jura y recibieron sus diplomas.

Print Friendly