IX Jornadas de Trabajo Social

“No son momentos sólo de resistencia sino también de construcción”, dijo el decano Postolski desde el auditorio de la Facultad.

El decano Glenn Postolski y el director de la carrera de Trabajo Social, Nicolás Rivas, encabezaron la apertura de las IX Jornadas de esa disciplina en la Facultad.

Entre los aplausos encendidos de estudiantes e investigadores que escucharon a los oradores, Rivas enumeró una por una las injusticias o medidas arbitrarias que conculcan derechos individuales o colectivos para los habitantes del país desde que cambió el gobierno. Al respecto, se manifestó contra la concepción de los que consideran que los problemas sociales tienen su origen en aspectos psíquicos personales y remarcó el peso de la dimensión política y los lazos comunitarios en la constitución de los sujetos.

Para eso, señaló que “es preciso seguir formándose y estudiando” como así también “seguir preguntándose y reflexionar” sobre las prácticas. Y sin olvidar la coyuntura que atraviesa la Argentina, con elecciones a nivel local, provincial y nacional y citas con las urnas en la universidad, la Facultad y la carrera misma, llamó la atención sobre el carácter imprescindible de la “unidad” en defensa, al decir suyo, de los que “cayeron en la universidad pública”.

Postolski celebró, a su turno, “la relevancia de estos encuentros organizados por la carrera de Trabajo Social”. “Esto nos lleva a la oposición de las políticas que se reorientaron en favor de los poderosos y en detrimento de una larga y trabajosa construcción”, sostuvo, y agregó: “también es necesario repensarnos”.

Sobre ese punto, invitó a los presentes a reflexionar sobre la universidad no sólo como un enclave para la producción de conocimiento. “Porque no son momentos sólo de resistencia sino también de construcción y lo central es hacerlo con unidad”, explicó el decano.

Según su perspectiva, “lo que hoy se está tratando de poner en cuestión son los derechos o las ideas de que el Estado debe dar esas respuestas al pueblo”. “Ahora lo naturalizado empieza a ser de otro orden: entran fuerzas de seguridad en las universidades de Jujuy, Cuyo o Mar del Plata”, graficó.

Postolski recordó, entonces, que el presidente Mauricio Macri firmó un decreto en enero de 2016 por el cual suspendía los convenios con todas las universidades, bajo “acusaciones” infundadas y la mera “estigmatización”. “Nosotros estamos en contra de esa lógica”, enfatizó, y se preguntó: “¿con quiénes vamos a conveniar si no es con el Estado?”.

Finalmente, definió a la universidad pública como “parte del pueblo que la sostiene”, y le atribuyó la capacidad y el compromiso para “producir las ideas que generan condiciones de inclusión para lo que ese pueblo necesita”. “Por eso y bajo ese enfoque, la universidad, esta Facultad y la carrera de Trabajo Social trabajamos cotidianamente”, concluyó.

Print Friendly