Para pensar el retorno del desencanto

El decano Glenn Postolski realizó una entrevista pública al psicoanalista Jorge Alemán, en el marco de la primera clase del Curso de Actualización en Comunicación Política en el aula SG 300 de la Facultad. Frente a un público nutrido por graduados de esta casa de estudios y militantes de organizaciones sindicales y sociales, la charla sirvió de excusa para presentar el libro “Del Desencanto al Populismo”, que constituye una recopilación del debate entre el propio Alemán y Germán Cano, profesor de Filosofía Contemporánea en la Universidad de Alcalá de Henares en Madrid.

Postolski inició el itinerario de sus preguntas sugiriendo la necesidad de invertir los términos del título que acaba de publicarse para pensar la actualidad argentina. “Debería ser del populismo al desencanto, ¿no?”, reflexionó el decano, y agregó: “Nos preguntamos por el retorno también y nos gustaría saber qué ves vos en este momento de construcción de desencanto que impulsan los que manejan el Estado”.

Alemán reconoció que “se tendría que llamar al revés”, y explicó que el título “viene de una película muy famosa sobre una familia anarquista y un poeta loco”. Entonces, se zambulló a una revisión de la significación de términos caros al campo popular, como “revolución” o “cambio”.

Si por un lado explicó que la palabra revolución encontró sola sus propios límites, el vocablo cambio no es precisamente uno de los que las fuerzas populares deban reclamar para sí, como una pieza del discurso que le hubieran robado. “Cambio es una palabra constante en el neoliberalismo”, aseveró.

A lo largo de la entrevista, el escritor desmadejó las ideas en pugna y ponderó la labor de los intelectuales que buscan el sentido y la posibilidad de la organización, más allá del diagnóstico sobre el neoliberalismo. “Uno juega con las reglas del otro”, indicó, pero advirtió que eso no exime de recuperar nociones como las de contradicción para no permanecer en el terreno de la sustracción y el nomadismo

En uno de los pasajes de la exposición, Alemán subrayó la persistencia del kirchnerismo por “salir de una hermenéutica confusa del peronismo”. Y ante las posibles objeciones sobre las asignaturas pendientes que cualquier experiencia política acredita, distinguió entre el deseo y la demanda.

En ese sentido, precisó que el deseo es “inarticulable pero articulado”, y enfatizó que lo central, en todo caso, sería “la insistencia del deseo”. “Yo siempre digo a un amigo que hay que ser revolucionario en lo económico, reformista en las instituciones y conservador con el sujeto”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email