Sociales debate sobre redes y trolls

La Facultad presentó ayer una nueva edición de la publicación Sociales en Debate, dedicada esta vez a la discusión en torno al uso de las redes sociales, la construcción de sentido y la disputa hegemónica a través de los usuarios en esas plataformas.

 

En el marco del teórico de Semiótica de las Redes, dos de los autores invitados a publicar en este número, Ana Slimovich y Esteban Dipaola, expusieron su trabajo al respecto. También estuvieron presentes otros docentes e investigadores que se sumaron a la discusión desde las páginas de la publicación. Entre ellos, se cuentan Diego Gerzovich y Daniel Mundo; Mario Lucas Kiektik; Jorge Gobbi; Ingrid Sarchman; y Nicolás Cuello.

Asimismo, hay un texto firmado por el periodista y Licenciado en Comunicación Darío Laufer, quien falleció cuando la revista se encontraba en el tramo final de la edición. A su memoria se dedicó en consecuencia este número, según las palabras de la subsecretaria de Proyección Institucional, Dolores Guichandut.

 

En ese contexto, Guichandut reivindicó también el carácter de Sociales en Debate, que incluye artículos más cortos pero enfocados a la coyuntura, justamente, bajo el propósito de aportar a la discusión pública. “Esta revista no sólo circula en ámbitos académicos sino que los trasciende”, explicó.

 

A su turno, tomó la palabra Slimovich, que apeló a un didáctico Power Point para desmenuzar su análisis, centrado en el uso de las redes sociales por parte del presidente Mauricio Macri pero también sobre la respuesta que se elabora desde la sociedad sobre los mismos soportes. Para ello, tomó la iniciativa del Hashtag #NoAlTarifazo que, incluso, desembocó en la primera protesta social contra el gobierno, por fuera de las estructuras sindicales o partidarias. Con un agudo análisis del discurso, Slimovich detectó que Macri es el único dirigente político que, desde el principio, posteó en sus usuarios de Twitter y Facebook retazos de su vida personal o familiar. Y al respecto, advirtió sobre el riesgo de suponer que eso no constituye una interpelación política o que sólo propicia la comunicación con sectores sociales más proclives a las pasiones o emociones que a la racionalidad política tradicional.

 

Luego, Dipaola polemizó acerca de la objeción que desde el campo político se suele hacer contra las estéticas de las redes. Valiéndose de una saga de pensadores que van desde el propio Karl Marx hasta Boris Groys, señaló que a la práctica de “trolleo” no debiera responderse con la impugnación moral desde el supuesto lugar de la verdad. Presumiendo de la provocación, remató: “un troll no miente”. “El troll es un dispositivo o una lógica de marketing que afecta nuestra interpretación, al intervenir sobre los circuitos cotidianos de la información”, argumentó.

 

Sobre el cierre, hubo espacio para el debate. En ese tramo, el titular de la cátedra anfitriona, Mario Carlón, consultó a Dipaola sobre la debilidad indicial de los trolls, concepto que el expositor abonó para la profundización de la charla.

 

*Para adquirir ejemplares de Sociales en Debate, dirigirse a la oficina de la Secretaría de Proyección Institucional, en Santiago del Estero 1029 – Planta Baja.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Print Friendly, PDF & Email