8M: Las mujeres de la ciencia también paramos

Argentina es uno de los países de Latinoamérica con el mayor porcentaje de mujeres científicas: representamos un 52% del total de lxs investigadorxs y el 60% del total de becarixs del Conicet. Sin embargo, nuestras posibilidades de desarrollo no son iguales a las de los varones. Las mujeres del sistema universitario y científico sufrimos las mismas desventajas que el resto de las trabajadoras en la medida que sobre nosotras también recae la principal responsabilidad de las tareas domésticas y de cuidado.

 

Además, el recorte presupuestario de las universidades y los centros de investigación, que abarcan desde el campo de la salud hasta los desarrollos tecnológicos llevados adelante en las universidades, el INTI, Conicet y Fabricaciones Militares, redunda en menos oportunidades profesionales y precariza las que ya existen.

 

En este contexto de desigualdades históricas y coyunturales, las mujeres hemos ocupado las calles reclamando no sólo paridad salarial, reparto más justo de tareas al interior del hogar y una vida sin violencias, sino también hemos conformado un frente de lucha contra las políticas de ajuste. La masividad de la convocatoria del 8M de este año así como en las anteriores del Ni una Menos expresa la sinergia entre el potente movimiento feminista y de diversidad sexual y el trabajo que las universidades y la ciencia vienen llevando adelante.

 

Por todo esto, ayer docentes, becarias e investigadoras marchamos en defensa de nuestros derechos y para hacer oír la voz protagónica de las mujeres en el cambio social.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Print Friendly, PDF & Email