Espacios tomados

Nos vemos, lamentablemente, en la necesidad de informar a la comunidad de docentes, no docentes y estudiantes de Sociales que los acuerdos alcanzados que culminaron con el levantamiento de la toma el pasado jueves 14 de octubre, se encuentran en riesgo grave de quedar cancelados por el incumplimiento que supone, de parte de los estudiantes, de una de sus partes, la restitución del aula 6 de la sede Constitución a su condición de aula. Esta restitución formaba parte de los puntos referidos al desarrollo de un comedor estudiantil en dicha sede acordados durante los tres días de la Mesa de Diálogo y refrendados por la Asamblea, y quedó también incluida en el compromiso de “levantamiento de la ocupación de todos los espacios tomados” que los estudiantes suscribieron con autoridades del Ministerio de Educación y de la Universidad de Buenos Aires.

El viernes 10 de septiembre informamos a la comunidad de la Facultad que, en el marco de la toma, un grupo de estudiantes, constituido en una supuesta comisión por el comedor, ocupó el aula 6 del nuevo edificio de Constitución para armar un bar. Dicha ocupación fue acompañada por la intervención en cañerías de agua y desagüe del baño de hombres de la planta baja de la sede. (ver http://www.sociales.uba.ar/?p=5102)

A los pocos días recibimos, de parte de los inspectores de obra una notificación que expresaba que dichos trabajos “pueden provocar deficiencias en el sistema sanitario y/o afectar el núcleo sanitario del subsuelo ante posibles pérdidas de agua, si no es ejecutado por personal idóneo” y agregaba “dado que la obra de remodelación para la 2º etapa esta en plena ejecución, estos hechos pueden perjudicar la garantía que de los trabajos tiene que otorgar la empresa constructora al finalizar las obras”. (ver http://www.sociales.uba.ar/?p=5114)

El miércoles 13 de octubre, en una reunión donde se encontraban presentes el Secretario de Políticas Universitarias Alberto Dibbern, el Rector de la UBA, Rubén Hallú, el Decano Sergio Caletti y representantes estudiantiles se firmó un compromiso de establecer el mecanismo financiero necesario con la Universidad de Buenos Aires, para construir la tercera etapa de la sede de Santiago del Estero de la Facultad de Ciencias Sociales”. Pero, por otro lado, se resaltaba que “el cumplimiento de este compromiso está supeditado al levantamiento de la ocupación de todos los espacios tomados”.

El levantamiento de la toma de las tres sedes el jueves 14 de octubre, no fue acompañado por el levantamiento de la toma del aula 6 de la sede Constitución, a pesar de lo acordado y firmado por los representante estudiantiles. A ello se suman los acuerdos alcanzados previamente en las negociaciones entre las autoridades y los alumnos, donde se trató el restablecimiento del aula citada a sus funciones originales y la instalación de un buffet transitorio en un espacio no áulico hasta la terminación del lugar asignado a comedor en la segunda etapa, a finalizarse el 15 de diciembre, acuerdo que no tuvo objeciones.

El pasado sábado 16 de octubre el subsuelo de la sede Constitución se vio inundado por una pérdida de agua de la planta baja proveniente del aula 6. Esa pérdida de agua mojó equipamiento de acondicionamiento de aire, ventilación y calefacción pertenecientes a la segunda etapa en obra, más precisamente a los estudios de audio y video para los que resultan imprescindibles. Dichos equipos son de un alto costo. Es decir, se puso en riesgo de daño el equipamiento que la Facultad aún no ha recibido formalmente y mucho menos utilizado.

Durante el fin de semana, algunos dirigentes del CECSo pidieron tiempo hasta el lunes “para poder retirar las cosas en orden”. Pero el lunes todo seguía en el  mismo punto.

Aún al día de hoy, y a pesar de haber tenido las autoridades diálogos con los referentes estudiantiles a lo largo del lunes y del martes, y haber elaborado, formulado y comprometido propuestas de lugares alternativos para reemplazar, en el sector actualmente habilitado del edificio y hasta mediados de diciembre, lo  que será a partir de entonces la entrega del comedor provisorio que corresponde a la 2ª etapa de la obra, el aula sigue sin ser restituida. Vale señalar que de alguna de estas conversaciones participaron los arquitectos a cargo de las obras, de modo de comprometer la realización de los arreglos arquitectónicos necesarios en el tiempo récord de 48 ó 72 horas.

Queremos dejar claro que esta situación pone en serio riesgo el total de los acuerdos alcanzados hasta el momento y la voluntad expresada de resolver la utilización del espacio público por la vía del diálogo y los cauces institucionales. Rechazamos enérgicamente la falta de seriedad de suscribir acuerdos para luego elegir qué se cumple y que se incumple.

Instamos a los responsables al cumplimiento de la palabra empeñada, por la continuidad de los restantes puntos de entendimiento alcanzados, pero sobre todo, por la necesidad  de reencontrar, como comunidad educativa, en el diálogo, la búsqueda y cumplimiento de los acuerdos, único mecanismo posible de resolución de conflictos.

Print Friendly, PDF & Email